Nos ven como criminales


Suscribete a AkerunoticiasPor Julio Antonio Molinet & Lorena Figueroa/El Diario de El Paso

El riesgo de que “nos vean como criminales, como terroristas”, cruzar “bajo un intenso estrés”, “no vivir a gusto” y que “nos agenden el tiempo”, son sólo una parte de las secuelas que el 11 de septiembre de 2001 dejó entre los moradores de esta frontera.

A 10 años de los ataques terroristas al World Trade Center, fronterizos coinciden en que utilizar los puentes se convirtió en un calvario y la interacción entre las ciudades hermanas.

“Vivimos todos los días bajo un régimen de ansiedad y temor porque en todos los puentes internacionales hay alertas”, dijo el paseño Lorenzo Muñoz.

“Es molesto que todos los días los agentes de Inmigración y Aduanas nos vean como criminales. Es terrible hacer la línea y sentir que te miren como criminal, como terrorista”.

Y es que a lo largo de la década pasada, de manera gradual aumentó la vigilancia con más personal y tecnología dentro y fuera de los puertos de entrada a Estados Unidos; se extendió el ‘muro fronterizo’ y hasta se utilizó por primera vez la Guardia Nacional para sellar la frontera de El Paso y Ciudad Juárez de cualquier amenaza.

Ello trajo políticas de cero tolerancia para la inmigración indocumentada, el endurecimiento en las inspecciones en los puentes internacionales para el flujo de migrantes y comercio legal, e incluso la exigencia a los ciudadanos estadounidense de tener un pasaporte para regresar al país.

La directora de Operaciones de Campo de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), Ana Hinojosa, dijo que el primer cambio fundamental a consecuencia del 9/11 fue la creación del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

En el 2002, DHS fue creado por ley federal para albergar a 22 agencias federales ya existentes. Con lo anterior fueron instituidos CBP y la oficina de la Aplicación de las Leyes de Inmigración y Aduanas (ICE), entre otras.

“Desde entonces sufrimos las medidas de seguridad, cambiamos nuestra agenda de trabajo y nuestro sistema de vida”, dijo la juarense Magali Áreas

“Hay molestias en los puentes por demoras que no tienen que pasar, no podemos pagar por los criminales, somos gente de bien, venimos a trabajar a estudiar, a comprar, a hacer más grande a Estados Unidos”, agregó.

La directora organizativa de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR, por sus siglas en inglés), Martina Morales dijo que “es muy lamentable como después del 9/11 nos ha cambiado la vida”.

“Con el pretexto de la Seguridad Nacional se han arreciado las leyes, las políticas contra los inmigrantes, se ha militarizado la frontera, se levantó el muró y crecen las muertes de los indocumentados”.

Según Morales, durante los últimos diez años han muerto más cantidad de indocumentados tratando de cruzar la frontera (cinco mil) que el número de víctimas de los ataques terroristas del 9/11 (tres mil).

“Las muertes cada año van de cuatrocientos a quinientos, y nadie hace nada”, lamentó.

“Antes del 9/11 vivíamos feliz, relajados, al menos no teníamos esa etiqueta de ser terroristas, porque ahorita las autoridades norteamericanas piensan que somos terroristas todos”, dijo el juarense, Emilio Lara.

“Ese temor, ese miedo, esa desconfianza del Gobierno estadounidense, es una gran molestia, pero que de cierta forma no podemos expresar por temor a represalias, pero que nos tiene traumados, nos tiene y ese es el precio que pagamos por el 9/11”.

Lara aseguró que cada vez que se cruza de Ciudad Juárez a El Paso y viceversa “nos alimentan la duda de que en cualquier momento puede volver a pasar, la vulnerabilidad de los Estados Unidos está latente siempre”.

Los ataques terroristas también propiciaron que el Gobierno Federal destinara recursos e hiciera enormes gastos para la seguridad del país.

Con lo anterior, en los puertos de entrada de esta frontera, se dieron cambios significativos para mejorar la seguridad, comentó Hinojosa.

“La mayoría de los oficiales de CBP ahora cargan detectores personales de radiación, cuando hace 10 años sólo un puñado los tenían”, dijo Ana Hinojosa, Directora de Operaciones de Campo del CBP.

Agregó que los nueve cruces internacionales bajo su jurisdicción, incluyendo los puentes Paso Del Norte, De las Américas e Ysleta (Zaragoza) cuentan ahora con monitores de radiación, sistemas de Rayos X y Gamma, lectores de placas de automóviles y equipo de tecnología de punta.

Fuera de los puertos de entrada, el gobierno federal invirtió en más agentes de la Patrulla Fronteriza de la cual forma parte de CBP desde que se instituyó DHS.

En el Sector de El Paso -cuya jurisdicción abarca el estado de Nuevo México y los condados de El Paso y Hudspeth en Texas- suman ahora 2 mil 700 patrulleros fronterizos que cuidan de los límites internacionales.

En contraste, a principios de la década de los 90s, cuando se implementó el operativo Hold the Line, apenas si sumaban 400 agentes aquí, comentó el portavoz de la Patrulla Fronteriza, Doug Mosier.

Indicó que el impacto de contar con más agentes en la región, equipados ahora con tecnología de punta y ayudados con cámaras de noche y día que vigilan la frontera, es la dramática caída de arrestos de inmigrantes indocumentados.

En el año fiscal 2010 sumaron 12 mil 251 aprehensiones, lo que significa menos del 10 por ciento de las detenciones con el periodo del 2005 cuando fueron 122 mil 655, por ejemplo.

Mosier agregó que esa disminución se debe también a la construcción del ‘muro fronterizo’ y la presencia de la Guardia Nacional, además de la implementación de una política de “cero tolerancia” para quienes crucen ilegalmente la frontera.

Desde el 1 de junio del 2009 también se exige a los ciudadanos de este país que presenten su pasaporte, en su formato de libro o credencial, u otro documento avalado por el gobierno federal, como la tarjeta de la Línea Exprés o Sentri.

La iniciativa también propició el uso de tecnología para ‘leer’ documentos migratorios y el desarrollo de ‘programas de viajeros confiables’ como la Línea Exprés, la cual se expandió del puente Stanton (Lerdo) al de Ysleta (Zaragoza) y Paso Del Norte en la vía pedestre, comentó Hinojosa, de CBP.

2 Responses to “Nos ven como criminales”

  1. No voy a ser extensa en este tema , pero si resumo que despues del ATENTADO DEL 11 S y en ESPAÑA EL 11 M en
    otros paices causaron miles de muertos, , mi criterio personal es que la vigilancia nunca es poca , por lo que me limito a preguntar aquellos que creen que los americanos exgeran el control les pregunto ¿ que sentirian si su hijo , mujer , madre, padre o un amigo muy querido muriese en un atentado ? ¿ protestarian porque que no ha habido suficientes medidas de seguridad ? cuestionarian al gobierno y pedirian responsabilidades.

    Todos aquellos que han atentado causando tanto dolor han entrado en ese pais legalmente,siendo bien acogidos y despues se han llenado la cintura con explosivos, o han secuestrado aviones, o dejado mochilas en los trenes.-

    como yo no me siento aludida ni tratada como tal no me molestas las medidas de protección que se tomen, por lo que

    MEJOR PREVENIR QUE TENER QUE LAMENTAR . Lo siento si alguíen discrepa es mi opinion

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: