El Hotel Adlon, que alojó a Greta Garbo y Marlene Dietrich, cumple 100 años


Nuria Vicedo

Berlín, 29 oct (EFE).- El hotel Adlon de Berlín, que alojó a figuras como Greta Garbo y Marlene Dietrich, concluirá hoy las celebraciones de su centenario con una exclusiva cena con un millar de invitados que rendirán homenaje a Lorenz Adlon, el visionario empresario que en 1907 concibió este moderno local que ha sido testigo de los últimos cien años de historia alemana.

El alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, felicitó hoy en rueda de prensa a este establecimiento, que fue adquirido y rehabilitado en 1997 por el grupo Kempinski, “en nombre de 3,5 millones de berlineses y de todos sus huéspedes”.

Destacó el papel de “testigo de excepción” del hotel que, según dijo, “no sólo ha vivido tiempos de gloria sino épocas lúgubres de intolerancia y persecución de quienes eran vistos como diferentes”.

“El hotel Adlon es una leyenda propia de una gran ciudad como Berlín”, señaló Wowereit, quien hizo un paralelismo entre la historia de la ciudad y la del establecimiento, pues ambos supieron “modernizarse” y “reconstruirse bajo un espíritu democrático”.

El director del hotel, Stephan Interthal, destacó que en el año del centenario ha recibido la visita de jefes de Estado, reunidos en Berlín con motivo del cincuenta aniversario de la Unión Europea, y de miembros de casas reales como la reina Silvia de Suecia.

El lujoso hotel (www.hotel-adlon.de), que se alza junto a la Puerta de Brandeburgo, cuenta con una larga lista de ilustres huéspedes, entre políticos y celebridades, como Greta Garbo, Marlene Dietrich o Albert Einstein.

Thomas Mann, Charlie Chaplin, Dalai Lama, Nelson Mandela, Jacques Chirac, Bill Clinton, Liza Minelli, Robert de Niro, Plácido Domingo o Sofía Loren son algunos de los huéspedes que se han alojado en el centenario edificio.

El hotel fue inaugurado en 1907 por el káiser Guillermo II y costó 20 millones de marcos de oro. No sólo ha sido testigo de dos guerras mundiales, de la ocupación rusa y de la caída del Muro de Berlín (1989) sino que fue pionero en la instalación de electricidad y agua caliente en Alemania.

Según explicó la periodista Nina Ruge, que ejerció de moderadora en el acto de conmemoración, el propio Guillermo II pedía pernoctar en el Adlon cuando se producían cortes en el suministro de agua caliente del palacio imperial.

El establecimiento sobrevivió casi intacto a la Segunda Guerra Mundial, pero un mes después sucumbió a un gran incendio. Las escasas dependencias indemnes siguieron funcionando como hotel hasta 1984, cuando también se derribó esa parte del edificio.

El tataranieto del fundador Felix Adlon destacó el vínculo que unió a su familia con el hotel, desde la generación de su abuela hasta la de sus hijas, y aseguró que se trata “del buque insignia” del sector.

La organización del hotel informó hoy que desde su adquisición por parte del grupo Kempinski, en 1997, en el Adlon se han consumido 5.000 kilos de caviar, 100.000 botellas de champán, 120.000 botellas de vino tinto, 1,4 millones de huevos y 24.000 kilos de chocolate.

El director del hotel entregó hoy un cheque de 10.000 euros para la construcción de un campamento para niños con enfermedades terminales, promovido por el actor estadounidense Paul Newman, que se está levantando en la localidad de Potsdam, cercana a Berlín, y que se espera que esté listo en 2009.

Entre las asociaciones benéficas que colaborarán con este centro está la que agrupa a las víctimas por el desastre nuclear de Chernóbil (1986) y la Fundación José Carreras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: