Historia del hombre que cambió los plátanos por los libros


Por Luis Ángel Barreto

En Maracaibo sucedió algo inaudito: una persona dejó de vender plátanos para ganarse la vida vendiendo libros usados en la calle. Eso hizo el señor Manuel, quien en un popular sector del norte de la ciudad, abarrotada de ventas de frutas, pollos y pescado decidió ofrecer alimento para el alma.

Mientras pasa el día bajo la sombra de un árbol leyendo y conversando con todo el que se acerca, es, sin saberlo, una dosis de sosiego y de calma en nuestras agitadas vidas.

Manuel León, limeño de nacimiento, tiene mucho que contar, mucho ha visto. Trabajó varios años en la marina mercante de su país, así conoció todos los océanos y pisó todos los continentes. Un día quedó sin trabajo, en medio de una fuerte crisis económica del Perú y decidió emigrar para subsistir. Pidiendo cola, sin dinero, llegó a las costas colombianas, allí quiso embarcarse para los Estados Unidos, lugar donde había vivido ya hacía algunos años. Una noche, tuvo un sueño que le animó a cruzar la frontera hacia Venezuela. Así lo hizo, hace ya 26 años.

Aquí empezó desempeñándose como conserje, luego se dedicó a vender pollos y plátanos. Finalmente, se decidió por los libros usados, algo que lo ha acompañado toda su vida y en sus travesías marinas. Es así cómo se gana la vida, mientras aprovecha el tiempo para leer, mirar y pensar. Ha leído los grandes clásicos de la literatura, aunque lee todo lo que  llama su atención. Quisiera tener tiempo para leerse las tres habitaciones repletas de libros que tiene en su casa. A todo el que se acerca le hace por lo menos dos recomendaciones: una, que presten atención a lo que dicen sus sueños, que traten de descifrarlos; la otra, que lean todo lo que puedan y donde puedan, cuando esperen, antes de dormir, incluso, en un semáforo, en el tiempo que hay entre la luz roja y la verde.

De igual forma, no teme indicarnos que aprendamos del hábito de los perros de escarbar; para el señor Manuel, el ser humano está aquí para escudriñar, para saber más y procurar llegar al fondo de las cosas. Pero al parecer mucha gente se hace cada vez menos curiosa, y simplemente acuden al supermercado del pensamiento para adquirir ideas ya empaquetadas, listas para usar.  En ese afán de descubrir, un día decidió emular la hazaña del ejército independentista en el paso de los Andes: abordó un autobús para cruzar las montañas colombianas. Fueron días terribles, en circunstancias extremas; en ese momento sintió escalofríos al pensar en aquellos que hicieron la misma travesía a lomos de caballo o a pie.

El señor Manuel está convencido de que un antepasado suyo, con su mismo nombre, y nacido en Venezuela, se radicó en Lima. Por lo tanto, su venida aquí ahora es un regreso a los orígenes. Le agradece mucho a este país por las oportunidades que le brindó y que aún brinda al inmigrante. Aunque sigue pareciéndole difícil de entender cómo mucha gente se avergüenza de trabajos que son dignos. Algunos transeúntes pasan y lo miran con desdén, sabe que para algunos no es más que un “simple buhonero”. Le hace poco caso a esas miradas y dice: “Estoy muy a gusto con lo que hago, sé que no soy El Señor de los Anillos, pero me conformo con ser El Señor de los Libros”.

(Tomado de Tendencia.com)

Anuncios

2 Responses to “Historia del hombre que cambió los plátanos por los libros”

  1. ME PACERE LINDO TU ESCRITO RAYSA, Y PIENSO Q NADIE DEBE AVERGONZARCE DE LO Q HACE , VERGUENZA ES NO SENTIRSE UTIL, QUE DIOS BENDIGUE A MANUEL POR LO Q HACE Y GRACIAS A TI POR ENSENARNOS ESOS DETALLES TAN BONITOS DE MANUEL COMO PRESTEN ATENCION A LO Q DICEN SUS SUENOS

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: