Amy Winehouse, otra estrella que se apaga, y no pasa nada


Suscribete a AkerunoticiasLa muerte de Amy Winehouse me ha llenado de tristeza. En estos días ni ánimo he sentido para subir noticias. Cuando la veía en las fotos con sus expresiones, muy de ella, de hastío, desesperación, desenfadada o colérica; tambaleándose en los escenario con aquella voz que desgarraba el alma me venía a la mente Janis Joplin, -mi ídolo de adolescente, mi icono de amor despiadado-; y sentí desde esas sensaciones raras que a veces nos erizan los pelos, que a una con la otra no le quedaban mucho tiempo para encontrarse.

Ahora que está muerta, lo que viene a mi mente es una foto vestida de colegiala, cuando Amy no era todavía “la diva”, sino una tierna niña a la que el  talento se le saltaba por los ojos. Cuántos colegiales pueden terminar así, a causa de los narcotraficantes, y de los que les secundan por buscarse un punado de dinero fácil. Cuando veo el juego que la prensa le hace a algunos que ya están bajo las rejas, o cuando me dicen lo bien que viven tras ellas por la magia del dinero sangriento que deslizan en los bolsillos de desvergonzados carceleros, no siento lastima por ninguno, pienso que todos deberían podrirse en las mazmorras más oscuras de la cárcel, porque todos son culpables de la muerte de cientos y cientos jóvenes desorientados o no debidamente atendidos por su familia que encuentran el consuelo en la impiedad e los buscones. Recemos por Amy Winehouse. Pienso que ante Dios enfadado ella tiene un recurso incalculable: el de abrir su pecho y entonarle con su bella voz esa estrofa desgarradora que dice:

They tried to make me go to rehab
But I said ‘no, no, no’
Yes, I’ve been black, but when I come back
You’ll know-know-know

Él seguro, la perdonará.

(rw) 

2 Responses to “Amy Winehouse, otra estrella que se apaga, y no pasa nada”

  1. Verdaderamente conmovedor el comentario, Raysa. Se le encoge a uno el corazòn ante el talento y la vida humana que se pierde. Dios la perdonarà pero que no perdone a los infames traficantes de almas y juventudes desperdeciadas.

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: