Carmen: una letra, una canción, una coreografía


Raysa White Más

Tributo a La Habana en su aniversario 494

habana

La letra

El amor es un pájaro rebelde

El amor es un pájaro rebelde, que nadie puede enjaular, y es vano llamarlo, si él prefiere rehusarse.
De nada sirven amenazas ni plegarias. Este habla bien, el otro es callado; y es el otro al que prefiero; no ha dicho nada pero me gusta.

Coro
¡El amor! ¡el amor! ¡el amor! ¡el amor!

El amor es niño gitano, jamás, jamás ha conocido ley. Si tú no me amas, yo te amo; y si te amo, ¡tú ten cuidado!
El pájaro al que crees sorprender, bate las alas y remonta vuelo… El amor está lejos si lo esperas; ya no lo esperes, ¡y ahí estará!!

A tu alrededor, rápido, muy rápido; vino, se va, vuelve a venir … Crees tenerlo, y te evita. Crees evitarlo, y él te tiene.

Coro
¡El amor! ¡el amor! ¡el amor! ¡el amor!

ballmove

Al alcance de tu mano

Alicia Alonso, orbita de una leyenda (Autores del siglo XX)

ballmove

La canción

El amor es un pájaro rebelde

Vamos a la historia: En el aniversario de mi Habana, vino a mi mente una composición musical de origen español llamada habanera. Esa composición es un aria que el compositor francés George Bizet introduce en su ópera Carmen.

Se ha dicho que Bizet la compuso basado en una tonadilla que escuchaba en su época y pensaba que era obra de la inspiración popular.

La tonadilla era nada menos que El arreglito, una de las un mil composiciones de Sebastián Iradier, inspirado músico español que casi nadie recuerda, pero si yo le pregunto: ¿Conoce Ud La paloma? … Esa que dice: “Si a mi ventana llega una paloma,” Ud va a responder, “Claro que la conozco”. Esa paloma es de Iradier. La compuso después de regresar de Cuba, en 1860, y es su habanera más popular. Después compuso El arreglito, base que tomó Bizet para componer su aria. Es muy probable que, efectivamente, Bizet no conociera a su autor y pensase que era una tonadilla popular anónima, pues compone el aria en 1875 e Iradier murió en 1860.

Pero hay dos detalles que me hacen pensar que Bizet no estaba tan desconectado. El primero que en 1850 cuando Iradier viaja a Paris por primera vez se hace amigo Rossini, músico italiano –recordar El barbero de Sevilla y Guillermo Tell, su última ópera- quien lo pone en contacto con toda la celebridad del canto y el baile francés de aquella época.

Por cierto, el pasado 13 de noviembre se cumplieron 145 años de la muerte de Rossini, y creo que sin pena ni gloria.

El otro detalle es que en 1864 se publicó en París una colección de las 25 canciones más populares de Sebastián Iradier. ¿Cómo es posible que un músico como Bizet no lo conociera?
Bien se merecía Sebastián Iradier que le ignorasen, puesto que algunos comentan que plagiaba a las dos manos y con los dos pies. Cosas de la música.

La Paloma, de Sebastián Iradier interpretada por una voz y alma que me fascinan, la griega Nana Mouskouri.

La Paloma, por Nana Mouskouri

y El arreglito, ¡líbreme Dios de las malas lenguas!, justo y probado también de su autoría.

El arreglito, de Sebastián Iradier

Cómo ven, el arte es como todo en la vida, lleva un proceso.

¡Adónde llegó El arreglito!

He elegido la versión de la ópera en la voz de la mezzo Anna Caterina Antonacci, que ni pintada para el papel. Una joven italiana nacida para triunfar. Mezzosoprano. Signo Aries. Doy el detalle para que nadie se sorprenda al verla desayunarse con las coloraturas de Rossini, como si se comiera un plato de hojuelitas de maíz.

Opera Carmen, de la mano de Anna Caterina Antonacci

La coreografía

En la tarde les recordé a Carmen bailada por Maya Plisetskaya, aqui de nuevo, mirenla…..y díganme ¿No es perfecta?

Carmen bailada por Maya Plisetskaya

Es delicosamente perfecta.

Bien, ahora verán algo sublime.

Alicia Alonso es una figura del arte INTOCABLE, por derecho propio. Así y todo la tocan, ¿de qué modo? Un grupo la utiliza, otro la satiriza, otro la difama o la ofende, pero el mundo entero la aplaude, la admira y la respeta. Ella sigue siendo la prima ballerina absoluta. Un bastión de la capacidad del arte por resistir y sobrevivir. Andar sobre los clavos y persistir congelado dentro del maléfico fuego. Permanecer en la inmensidad.

He tratado de encontrar un video con calidad, en este, como verán,  un poquito viejo, pero sin cortes, podrán disfrutar a plenitud un cover de Alicia Alonso sobre la coreografía Carmen, que no fue escrita para ella, sino para Maya Plisetskaya, por Alberto Alonso. He elegido, les repito, no un Giselle, no un Lago…sino una de las tantas.

Qué hizo Alicia Alonso y por qué es quién es, hoy y para todos los tiempos.

Observen el movimiento de sus piernas, el juego de los pies, la sensualidad de su cuerpo, la picardía de sus tonos, los tributos y añadiduras a la coreografía original. Y la fuerza erótica de su entrega final. Observen lo que nadie puede destruir y ni siquiera el sol puede ocultar: la magia de su figura en escena, la imbatible fibra de su interpretación.  Su cubanía.

A La Habana en su 494 aniversario le dedico este tributo: recordarles la interpretación danzaria de la Carmen, de Bizet, por la más grande de todas las habaneras, nuestra genial y sin par Alicia Alonso.

Alicia Alonso en Carmen

alicia_alonso

#RaysaWhiteMas

Anuncios

One Trackback to “Carmen: una letra, una canción, una coreografía”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: