Una de las estructuras que tienen un significado fundamental en la evolución de la ingeniería son los puentes. El origen de estas estructuras se remonta a la misma prehistoria, cuando el tronco de algún árbol cayera sobre los bordes de un río, logrando salvar una distancia considerable, pero no mayor que su propia longitud.

Después de ello, las diversas necesidades humanas, fomentaron el desarrollo de nuevas tecnologías y soluciones estructurales para cubrir claros de mayores dimensiones, con estructuras que les permitieran atravesar no sólo un pequeño arroyo, sino grandes ríos y acantilados.

Por lo general, los puentes diseñados desde los tiempos de la antigua Roma, se han construido para soportar cargas pesadas: animales, tropas militares, carretas, y después de la revolución industrial, el paso de los trenes y actualmente de los automóviles, de hecho, en la actualidad son excepcionales los puentes que cubren grandes claros y que funcionan exclusivamente como pasos peatonales; sin embargo, recientemente se ha llevado a cabo en Australia una notable obra para este fin: El Puente Kurilpa, el puente peatonal más largo del mundo.

(continúa…)