Por Eduardo Rodriguez-Baz

juanesMadrid, 17 sep (PL) El cantautor colom- biano Juanes defendió hoy aquí la celebración del con- cierto que varios populares músicos ofrecerán el próximo domingo en Cuba, una iniciativa gene- rosa a favor de la paz y la tolerancia entre los seres humanos.

En rueda de prensa junto a varios de los artistas que intervendrán en la segunda edición del concierto Paz sin fronteras, que tendrá por sede la habanera Plaza de la Revolución, Juanes lamentó que algunas personas pretendieran politizar este acontecimiento.

A una pregunta de Prensa Latina sobre las amenazas contra su persona y otros asistentes al evento, sobre todo de un minoritario sector de la comunidad cubanoamericana de Miami, el cantante afirmó que sus sueños se impusieron finalmente al miedo provocado por esas presiones.

Las cosas han cambiado y me siento muy seguro, en particular por la voz de los jóvenes de la isla caribeña que viven en Estados Unidos, quienes apoyaron mi deseo de cantarle al pueblo cubano, subrayó el autor de éxitos como La camisa negra y A dios le pido.

Elogió, además, la actitud de la puertorriqueña Olga Tañón, víctima también de intimidaciones procedentes del propio sector, que en un gesto de intolerancia amenazó con quemar los discos de los asistentes a Paz sin fronteras y boicotear sus espectáculos.

Vamos a cantarle a 11 millones de cubanos, porque existen muchos jóvenes allí esperando nuestra música, enfatizó Juanes, tras abogar porque el arte se convierta en un arma de paz y se coloque por encima de las diferencias ideológicas.

Recordó que el proyecto de ir a la nación antillana nació en España y desde un principio contó con el respaldo de músicos de la talla de Miguel Bosé, Víctor Manuel y Yotuel, de la banda Orishas, justo los que le acompañaron hoy en la conferencia de prensa.

El colombiano se quejó de que cierta prensa insista en la politización de este proyecto musical, lo cual fue recurrente en el contacto con los medios de este jueves.

Calificó de irracional el discurso que por lo general existe sobre Cuba, un país que, subrayó, ha estado sometido al aislamiento sólo por pensar distinto, en obvia referencia al bloqueo político y económico impuesto a la isla por Estados Unidos desde 1962.

Tenemos derecho a pensar diferente y no someter la cultura a manipulaciones políticas, sería sano que ese pensamiento en torno a Cuba se modifique y creo que a través del arte es posible, remarcó el compositor.

Se pronunció porque los medios de Miami y de Estados Unidos en general ilustren también en sus páginas las cosas buenas que tiene Cuba, la inteligencia y el talento de su gente.

Cuando eso sucede, muchas cosas cambiarán, auguró.

En otra parte de sus declaraciones destacó la apuesta al éxito del show hecha por las autoridades de la isla caribeña.

Cantaremos en la Plaza de Revolución porque les pedimos a ellos tocar allí, nadie del gobierno nos presionó ni intervino en la organización de nuestro concierto, aseveró Juanes, cerrando toda posibilidad de especulaciones.

Juanes exaltó el talento de los creadores de la mayor isla de las Antillas, se refirió al virtuosismo de X Alfonso y se mostró impresionado y atraído por el movimiento de hip hop existente en ese pequeño país.

Confesó ser un gran admirador del trovador Silvio Rodríguez, cuyas canciones lleva consigo a todas partes en un pequeño reproductor digital.

Crecí con la obra de Silvio en mi casa, me siento orgulloso de tener una foto junto a él, lo admiro profundamente y es un ídolo en toda Latinoamérica, declaró.

Tanto Bosé, como Víctor Manuel y Yotuel, del grupo cubano Orishas, secundaron las aseveraciones de su colega colombiano.

Anticiparon que el público en la isla, estimado en unas 500 mil personas, escuchará duetos de Bosé y Juanes, de Silvio con el español Luis Eduardo Aute, entre otras sorpresas que prefirieron mantener en secreto.

En una suerte de cierre del diálogo con los reporteros, Bosé aseguró que sólo el paso de un huracán podrá cancelar la segunda edición de Paz sin fronteras en La Habana.